ELECTROCUCIÓN, choque eléctrico o accidente eléctrico

Choque eléctrico o accidente eléctrico

Los primeros auxilios a un electrocutado pueden en una tragedia para quien le presta ayuda, si antes de cualquier otra medida no se interrumpe el flujo.
El paso de corriente eléctrica a través del cuerpo puede producir efectos tremendamente negativos y en ocasiones incluso letales según las características de la corriente aplicada y la duración del contacto.
Las unidades de medida fundamentales de la electricidad son el voltio y el amperio: el primero puede compararse a la presión en un sistema hidráulico; el segundo, a la cantidad de agua que corre por ese sistema. Por otro lado, el flujo de corriente puede ser continuo o en forma de ondas más o menos próximas entre sí, es decir, de distinto periodo. En España, la corriente eléctrica distribuida a las viviendas suele ser de 220 voltios, 15 amperios y 50 ciclos por segundo.

EFECTOS DE LA CORRIENTE ELÉCTRICA

En general, puede decirse que los efectos perjudiciales de la corriente dependen de su intensidad y de su recorrido a través del cuerpo, mucho más que de la tensión aplicada. Corrientes de 1 a 3 miliamperios (mA) se encuentran en el umbral de percepción y no son peligrosas; corrientes de 4 a 30 miliamperios producen espasmos musculares, especialmente peligrosos cuando afectan a los músculos respiratorios (muerte por asfixia); corrientes de mayor intensidad producen parada cardíaca y fibrilación ventricular, fenómeno en virtud del cual el corazón, recorrido por contracciones frecuentísimas pero superficiales, no se halla ya en condiciones de empujar la sangre hacia las arterias. La corriente de baja frecuencia puede producir contracciones tetánicas de la musculatura esquelética, es decir, contracciones intensas y prolongadas que pueden inducir al electrocutado a cerrar la mano sobre el cable eléctrico, prolongando de esta forma la exposición a la descarga.
Por cuanto respecta a la duración del contacto, cabe señalar que las corrientes eléctricas de menor tensión e intensidad pueden también resultar peligrosas, ya que existe siempre la posibilidad de que provoquen espasmos de la musculatura respiratoria, los cuales, si se prolongan, pueden provocar la muerte por asfixia. Las corrientes continuas son menos peligrosas que las alternas; no obstante, aplicadas durante mucho tiempo, pueden provocar atrofia muscular progresiva.
En relación al recorrido por el organismo, resultan especialmente peligrosas las corrientes que atraviesan el corazón, entre la mano derecha y la mano izquierda o de la cabeza al tronco; en este último caso, la corriente, al pasar a través del tronco cerebral, afecta a los centros reguladores de la función respiratoria y de la actividad cardíaca.

QUÉ HACER

Los primeros auxilios a un electrocutado deben estar gobernados por la prudencia, con objeto de que quien presta la ayuda no se vea implicado en cadena.en la electrocución. En efecto, cuando la víctima sigue estando en contacto con el cable eléctrico se convierte ella misma en conductora de electricidad, por lo que el hecho de socorrerla sin estar convenientemente aislados supone un gran peligro. Por ello, si por un lado es absolutamente
necesario separar a la víctima del contacto lo antes posible, ya que unos segundos pueden constituir el dramático intervalo entre la vida y la muerte, por otra es igualmente necesario que quien presta su ayuda no se exponga a la electrocución.
En los accidentes domésticos, la maniobra más segura y prácticamente más rápida consiste en cortar la corriente eléctrica; por ello las llaves de la luz deberían colocarse siempre en lugares fácil y rápidamente accesibles. En otras situaciones, puede ser más sencillo alejar el cable eléctrico de la víctima, lo cual debe realizarse mediante un instrumento aislante, como puede ser el mango de madera de una escoba o un montón de periódicos en¬rollados fuertemente a modo de bastón. Una vez interrumpido el contacto, será necesario realizar inmediatamente el boca a boca y el masaje cardíaco (ver ilustraciones), si existe la mínima sospecha de que el corazón se ha parado o sufre fibrilación.
Por último, es importante recordar que la reanimación deberá prolongarse durante al menos 4 horas, antes de declarar el fallecimiento de la víctima; en efecto, en algunos casos ha sido posible reinstaurar la respiración y la actividad cardíaca incluso 8 horas después del accidente y a pesar de la muerte aparente de la víctima. Cuando el accidentado empiece de nuevo a respirar, se le deberá mantener caliente y sobre todo tranquilo; en efecto, a menudo los electrocutados son presa de crisis histéricas o de ataques de agitación, comprometiendo así de forma poco oportuna el estado de “fuera de peligro”.

Los efectos de la corriente eléctrica

LA ENTIDAD de los efectos de la corriente eléctrica depende de su intensidad, del tiempo de aplicación, de las condiciones físicas del individuo y de la parte del cuerpo interesada.
Los efectos de la corriente varían en función de que se trate de una corriente continua o alterna.
La corriente continua en aplicaciones prolongadas produce atrofia muscular progresiva, pero en general, si se compara con la corriente alterna, es menos peligrosa.
La corriente alterna de baja frecuencia provoca una contracción de la musculatura que impide a la víctima separarse de la toma de corriente, y además produce parada cardíaca.

La consecuencia más grave de ¡a electrocución es la parada cardíorrespíratoria. En este caso se deberá reanimar al paciente mediante la respiración boca a boca y con el masaje cardiaco, que se realiza presionando enérgicamente sobre el esternón con las manos apoyadas una encima de la otra.

La ayuda a un electrocutado debe realizarse con precaución y siguiendo ciertas normas: quien presta la ayuda puede en efecto verse implicado en el accidente, resultando a su vez electrocutado al entrar en contacto con la víctima. La figura ilustra como se debe separar al accidentado del cable eléctrico. Es esencial utilizar a tal fin material aislante, como un palo largo (por ejemplo, un mango de escoba).
Si el accidente se produce en casa, hay que proceder a desconectar inmediatamente la corriente eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.