Diagnostico de cefaleas y migrañas

Datos importantes para el diagnóstico del dolor de cabeza

 época de aparición:

pubertad, adolescencia y juventud (14-20 años), madurez, a partir de los 50 años;

 curso:

ocasional, irregular, de presentación periódica, rebelde;

 antecedentes familiares:

dolor de cabeza, neuralgias varias, reumatismos y artritis, trastornos circulatorios;
antecedentes personales: traumatismos craneales, emociones intensas, depresión psíquica, tendencia a las alergias, reumatismos, trastornos circulatorios;

 cronología de la crisis:

aparición (de noche, de día, a horas fijas), duración, ritmo (regular o caprichoso), frecuencia (cuántas veces al día, a la semana, etc.);

 localización del dolor:

en una sola parte o extendido a toda la cabeza, zona de aparición y zona de sucesivas irradiaciones;

tipo de dolor:

lancinante, en forma de cortos paroxismos, pulsante, uniforme continuo, quemante, sordo, profundo,, superficial, etc.;

 síntomas concomitantes:

trastornos visuales, náuseas, vómito, micción abundante, insomnio o, por el contrario, tendencia a dormir mucho, sudoración, palpitaciones cardíacas, lagrimeo, nariz obstruida o abundante mucosidad nasal, sensación de calor o frío en la zona dolorosa, zumbidos en los oídos, alteraciones del gusto o del olfato, vértigos, sensación de depresión, de resignación, de exasperación, de indiferencia con apatía y abulia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.