Tuesday Lobsang Rampa

Tuesday Lobsang Rampa y Su libro “El Tercer ojo” para descargar.

Tuesday Lobsang Rampa

Tuesday Lobsang Rampa o Martes Lobsang Rampa, nacido Cyril Henry Hoskin (8 de abril 1910 – 25 de enero 1981), fue un escritor británico que declaró haber sido poseido por el espíritu de un lama tibetano fallecido. El nombre Tuesday (martes en inglés) está relacionado con la afirmación en uno de sus libros de que los tibetanos de clase alta son nombrados con el día en que nacieron.

T uesday Lobsang Rampa fue el indiscutible introductor del budismo tibetano ante el gran público de Occidente, un nombre mítico entre los pioneros de la ‘invasión’ espiritual oriental que hoy vivimos. Supuestamente era un Lama tibetano que se hizo famoso mundialmente en 1956 cuando publicó ‘El Tercer Ojo‘, un libro de extraordinario impacto que no ha dejado de ser reeditado desde entonces. Pero siempre se dudó de su autenticidad y las dudas fueron aumentando hasta su muerte en 1981. Hoy, la mayoría de los entendidos se inclina por reconocer que en realidad se trataba de un antiguo fontanero irlandés llamado Cyril Henry Hoskins que nunca había estado en los Himalayas y cuyo conocimiento del budismo tibetano era más bien escaso

Lobsang Rampa continuó escribiendo hasta una docena de libros mezclando religión, New Age y ocultismo aunque ninguno alcanzó el mismo éxito que El tercer ojo. En uno de los libros, Living With The Lama, declaró haber sido dictado telepáticamente por su mascota, el gato siamés, Mrs. Fifi Greywhiskers. Enfrentado a las repetidos ataques de la prensa británica que le llamaba farsante y charlatán, Rampa se fue a vivir en primera instancia a Irlanda, luego Montevideo,Uruguay (donde dejo una escuela de seguidores que lo sobrevivio muy poco tiempo y que muy pocos aún defienden su memoria, sobre que el doctor Tuesday Lobsang Rampa era un auténtico Lama, nacido a principios de siglo en Tíbet, educado y entrenado en el monasterio-hospital Chakpori de Lhasa y en 1923 transladado a estudiar medicina a la universidad china de Chungking, que conoció a Chiang Kai Shek y que fué torturado por los japoneses como prisionero de guerra en la segunda guerra mundial) y finalmente a Canadá a fines de los años 1960. Él y su mujer San Ra’ab se convirtieron en ciudadanos canadienses en 1973.

Entre expertos y aficionados al budismo tibetano y al esoterismo oriental se da por hecho que este lama tibetano ni fue lama ni fue tibetano. El movimiento ‘Escéptico’ hace hincapié en sus ‘indiscutibles’ profesión de fontanero y nacionalidad inglesa o irlandesa. La conocida revista dedicada a fenómenos extraños ‘Fortean Times’ en su num.63 de junio/julio de 1992 publicó un reportaje de Bob Rockard en portada caracterizándolo sin rodeos como un engaño, un ‘hoax’.
Pero no todo el mundo lo tiene tan claro. Philip Porter, que lleva diez años investigándolo, deja todas las posibilidades abiertas y recaba información por todo el mundo con el objetivo de poder resolver ‘las incógnitas que rodean al extraordinario personaje’.

su gato siames le indujo telepaticamenteQuién iba a pensar que las ideas o el mensaje de Tuesday Lobsang Rampa, -adelantado de la importación occidental de la espiritualidad oriental, el más vituperado de todos los popularizadores vituperados- gozan aún hoy de buena salud. Pero todos y cada uno de sus dieciocho libros estan disponibles. Escritos hasta finales de los años setenta no han dejado de ser reeditados durante los ochenta, y hoy ‘El testamento de Lonbsang Rampa’, una antología de sus obras publicada en 1987, va ya por su cuarta edición.

Lobsang Rampa murio en enero de 1981. Algunos incluso lo dudan. Y su muerte coincidió con la de la madre del actual Dalai Lama: algunos ven en ello más que una casualidad. Rampa afirmaba haber conocido al XIII Dalai Lama, pero su sucesor el actual XIV Dalai Lama siempre que ha sido preguntado acerca de Rampa, ha afirmado escuetamente no saber nada de nada de él.

La dirección de contacto que durante años figuró en sus libros (Dr. T. Lobsang Rampa, BM/TLR, London W.C.l, England) probablemente nunca existió, según fuentes del Royal Mail británico. Pero otros afirman que contestaba de puño y letra más de un centenar diario de cartas de sus lectores.

EL TESTAMENTO

La ultima recopilacion de sus escritos, ‘El testamento de Lobgsan Rampa’, comienza con una introducción firmada por San Ra-Ab Rampa (Sarah Rampa) que explica ‘reunir en un solo libro los escritos más significativos, la quintaesencia de las enseñanzas de mi llorado marido’ y aprovecha para recomendar un libro de ella titulado ‘Lumière y sagesse’ publiado por Editions Internationales Alain Stanké.

el fontanero inglesEl Testamento termina con unas predicciones de Rampa bastante descaminadas: anuncia que el comunismo invadirá Europa, que USA y Reino Unido se fusionarán, que Brasil, Francia y Rusia se unirán para aplastar Alemania, que América del Norte sufrirá grandes desvastaciones, y que el año dos mil presenciará serias rivalidades entre las ramas rusa y china del comunismo que darán lugar en el año 2004 a una guerra espacial terrible entre ambas potencias. Es probable que todos sus avisos se muestren tan errados como los referentes al comunismo. Pero en todo caso remata anunciando que en el 2008 vendrán del espacio otros humanos de los que nacerá una sola raza fusionada, la ‘Bronceada’ y una Edad de Oro, una era nueva en la que renacerá la esperanza y las aspiraciones espirituales.

Rampa fue toda su vida muy atacado, preludio de lo que la sociedad bienpensante echaría después encima de sectas y gurus de los años sesenta. También se hizo con no pocos simpatizantes y defensores, pues divulgó yoga, vegetarianismo, hipnosis, y otras creencias hoy populares. Su más polémica afirmación fue la de haber sido sometido a una larga operación de apertura del tercer ojo. En ‘Historia de Rampa’ contó cómo y por qué vino a Occidente abandonando su cuerpo tibetano y entrando en el cuerpo de ese ciudadano dedicado a la fontanería con cuya personalidad viviría casi cuarenta años.

Rampa resalta: ‘El único medio de obtener respuestas a nuestras preguntas es dejar éstas sin respuesta, y recoger conocimientos, deduciendo e infiriendo. Luego, en la plenitud de los tiempos, demostrando que se es puro de corazón, se será apto para el viaje astral y para formas de meditación más esotéricas, estando así también en condiciones de consultar el Archivo Akhásico, que no puede mentir, que no puede responder nada que no corresponda y que no puede dar una opinión o información coloreada por la tendencia personal. El que quiere absorver demasiado, sufre de indigestión mental y retrasa tristemente su evolución y desenvolvimiento personal ¿Cuál es el único medio de progresar? Esperar hasta ver’.

Una selección mínima de su autobiografía literaria ‘Historia de Rampa’ incluiría los siguientes extractos a modo de vistazo general a su ideario:

‘Las gentes de Occidente, salvo una minoría muy pequeña, no tienen capacidad para las cosas espirituales. Todo cuanto desean es guerra, sexo, sadismo y el derecho a inmiscuirse en los asuntos de otros’.

‘Detesto la vida en Inglaterra, su injusticia, su favoritismo’, opina el personaje, que se muestra de acuerdo en dejar su cuerpo a cambio de escapar de la ley del kharma y ver borrados todos sus pecados.

‘Encontrarás mucha oposición y muchas calumnias’ le advierten las Altas Personalidades del País de la Luz Dorada. ‘No te inquietes por quienes puedan criticarte, pues no saben lo que dicen y están cegados con esa ignorancia que cada cual se impone a sí mismo en Occidente. Cuando la muerte cierre sus ojos y nazcan a la idea Superior, entonces sin duda lamentarán las penas y contrariedades que tan innecesariamente han causado’, le dicen en el Palacio de los Recuerdos.

Y termina: ‘Ahora la Historia de Ranpa’ ha quedado concluida. En ella se ha dicho la verdad, como la dije en mis otros dos libros. Hay muchas cosas más que puedo contar al mundo de Occidente, pero muchos se mofan de las cosas que no comprenden: llaman ‘tramposo’ al que tiene facultades que ellos no poseen y se desatan en un frenesí de vituperios contra quienes osan ser de algún modo ‘diferentes’.

Según Rampa, sus maestros o mentores le obligaban a escribir libros, cosa que a él no le gusta, ‘sabedor de que existen tan pocas personas con capacidad de percibir la Verdad. Los hombres no pueden encararse con la Verdad desnuda; la prefieren disfrazada con el ropaje de la Parábola’.

Su libro “El Tercer ojo” para descargar. < Descargar>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.