LA DIETA PARA LA ARTERIOSCLEROSIS

EL RÉGIMEN dietético desempeña un papel de primer orden en la aparición de las enfermedades del sistema cardiovascular y a menudo incide de forma determinante también en su tratamiento. Deben por ello mantenerse bajo control las grasas, las proteínas de origen animal, los dulces y las bebidas alcohólicas.

arteriasLa arteriosclerosis es una enfermedad de generativa de las arterias, caracterizada por el depósito de lípidos en la pared del vaso, donde forman una verdadera placa, en cuyo interior a menudo precipita calcio o se forma una hemorragia o una ulceración. El resultado de esta lesión es una disminución de la luz arterial hasta su oclusión, lo cual da lugar a graves trastornos ligados a la disminución de la irrigación sanguínea de la zona correspondiente al vaso afectado; además pueden desprenderse de la lesión pequeños fragmentos (émbolos), que son arrastrados por la corriente sanguínea a los distintos órganos, donde pueden ocluir vasos de menor calibre, provocando así un infarto. Las causas de este depósito de grasas en la pared arterial son múltiples: factores raciales, hereditarios, constitucionales, errores dietéticos, abuso del tabaco, del alcohol o del café, estrés psicoemocional y escasa actividad física. La importancia de un régimen dietético adecuado en la prevención de la arteriosclerosis es evidente, no sólo en aquellos pacientes que padecen ya enfermedades de las coronarias o de los vasos cerebrales, sino sobre todo en aquellos sujetos que, aun no presentando una sintomatología típica, corren un alto riesgo debido a características constitucionales, obesidad, hipertensión arterial, vida sedentaria y abuso del tabaco.

PRINCIPIOS GENERALES
arteriosclerosisLa dieta de un individuo con cifras de colesterol en sangre más altas de lo normal debe basarse en los siguientes principios:
contenido calórico específicamente adaptado a las necesidades o bien oportunamente reducido con objeto de obtener una disminución del peso corporal;
• disminución del contenido en lípidos (gra sas), con objeto de que las calorías proporcionadas por los lípidos giren en torno a! 20 % de las calorías totales de la dieta. Ello comporta una reducción de la cantidad diaria de grasas y la abolición de los alimentos que contienen un alto porcentaje de lípidos;
• sustitución en la dieta de aquellos alimentos que contienen ácidos grasos saturados (en general de procedencia animal con exclusión del pescado y la pollería) por alimentos ricos en ácidos grasos insaturados (en general de procedencia vegetal);
• reducción de los alimentos que contienen colesterol;
• abolición o drástica disminución del azúcar y de los alimentos que lo contienen.
El esquema de la página siguiente recoge las cantidadades diarias de alimentos necesarios para formular dietas de 1.200 y 1.800 calorías diarias. Estas dietas están indicadas en el tratamiento de la hipercolesteremia de las personas adultas con actividad física muy moderada: la de 1.800 calorías está indicada en personas con un peso corporal normal, la de 1.200 calorías en sujetos con sobrepeso que necesitan también adelgazar por razones de salud.

ELECCIÓN DE LOS ALIMENTOS
arteriosclerosisLas sugerencias en torno a la elección de los alimentos pueden ser las siguientes:
Leche: sólo desnatada, fresca o en polvo, respetando la cantidad diaria señalada. Parte de la leche será utilizada en la preparación de determinados platos.

Huevos: debido a su alto contenido en colesterol, es necesario limitar su consumo a dos por semana.

Carnes: excluidas las partes grasas y semigrasas, deben elegirse las partes más magras de la ternera, la vaca, el conejo, el poiio, el faisán o de cualquier otra ave de caza. Una vez eliminada toda la grasa visible y una vez elegidas las partes menos veteadas, todas las carnes pueden cocinarse al horno, a la parrilla o hervidas. La piel de las aves debe eliminarse después de la cocción. No se permiten las vísceras, por su alto contenido de colesterol.

Pescado: fresco o congelado, de cualquier tipo, cocinado al horno, a la parrilla o hervido, excluidos los pescados más grasos (anguila, caballa, arenque, salmón) y el pescado en aceite.

Fiambres y embutidos: permitidos sólo en de terminadas cantidades y una vez a la semana la cecina y el jamón cocido sin grasa. Están prohibidos todos los demás, debido a su alto contenido en grasas.

Quesos y derivados lácteos: permitido sólo una vez a la semana el requesón de vaca. Están prohibidos todos los demás, debido a su alto contenido en grasas.

Pan, arroz, pastas y otros cereales: no se admite la sustitución del pan por grisines, pan tostado o crakers; se permite sólo la sustitución del pan por grisines fabricados sin grasas.

Verduras, hortalizas y legumbres: permitidas todas las verduras de hoja verde y las hortalizas. Se recomienda comer al menos una vez al día una ración (100 gramos) de vegetales ricos en vitamina A (zanahorias, espinacas, endibias). Las patatas y las legumbres se per miten como variante, según el esquema.

Fruta: permitida, en la cantidad diaria indicada, toda la fruta fresca de temporada. Por cuanto respecta a los frutos secos y a la fruta con un mayor contenido en azúcar véase la formulación del menú.

Grasas de condimento: prohibidas las de origen animal (mantequilla, tocino, manteca) porque son ricas en ácidos grasos saturados; se recomiendan los aceites vegetales, sobre todo los de maíz y semilla de girasol, por su riqueza en ácidos grasos insaturados. Se recomienda usar sólo aceite de composición bien especificada en el etiquetado (porcentaje de ácidos grasos insaturados o de ácido Iinoleico). El aceite de oliva puede usarse con el permiso del médico. La cantidad diaria de aceite de maíz recomendada debe consumirse en su totalidad.

Azúcar, dulces, helados: prohibidos los helados y los dulces de todo tipo. Por cuanto respecta al azúcar y a las mermeladas, consúltese la formulación del menú.

Bebidas alcohólicas y refrescos: prohibidos todos los licores. Permitido el consumo moderado de vino o cerveza
Varios: prohibidas las aceitunas, permitidos si se desean los caldos sin grasa, las especias y aromas, la mostaza, las vinagretas, las alcaparras, el café y el té.
Para obtener un aporte óptimo de ácidos grasos insaturados en relación a los saturados, es importante que, de las 14 comidas principales (mediodía y tarde) de las que se compone la lista semanal, sólo 4 de ellas estén constituidas por carne de vaca o ternera, otras 4 por carne de ave, otras 4 por pescado y 2 respectivamente por jamón desgrasado o cecina y queso o huevos.

Formulación del menú: parte de la leche desnatada se utiliza en la elaboración de otros alimentos. El resto de la leche se consume en el desayuno, edulcorada con sacarina y añadiéndole eventualmente café (prohibido el cacao). Parte de esta leche puede sustituirse por un vasito de yogur desnatado (125 ml de leche) y, en este caso, el resto de la leche se consumirá a lo largo del día. Si existe intolerancia a la leche, se permite su sustitución por fruta fresca o zumo de naranja. Estos alimentos pueden también consumirse a lo largo del día. Una alícuota de 20 gramos de la ración diaria de pan puede sustituirse por 15 gramos de grisines sin grasas. Otra alícuota de 30 gramos de pan puede sustituirse por 100 gramos de judías verdes o por 150 gramos de guisantes frescos. Dicha sustitución supone la abolición de las verduras sugeridas para la comida, mientras que puede permanecer invariable la cantidad de aceite de condimento. La ración de pasta o de arroz puede sustituirse por unos 250 gramos de patatas. Los 20 gramos de aceite excedentes de la cantidad necesaria para condimentar las verduras del día pueden añadirse al condimento de los caldos o de la carne.
Las raciones de carne o de pescado pueden ser sustituidas, respectivamente, por cecina o jamón desgrasado (60 g) y por queso (60 g), o bien por un huevo y medio en tortilla o duro. No obstante, dicha sustitución está permitida sólo dos veces a la semana.
El azúcar (o bien la mermelada), si el médico lo permite, puede consumirse en la cantidad de 20 g al día; en tal caso se deberá suprimir una cantidad equivalente de pasta o arroz. Los frutos secos, ricos en ácidos grasos insaturados, pueden consumirse en lugar del aceite de condimento g de aceite= 4 nueces sin cáscara u 8 almendras sin cáscara). Están prohibidas todas las bebidas alcohólicas, las galletas, los helados y los dulces, sobre todo si contienen grasas animales hidrogenadas.

Ejemplo de Dieta

Desayuno
leche desnatada 150g o zumo de naranja 100 g, azúcar 10 g, tostadas 20 g.
Comida
pasta o arroz en caldo vegetal 40g, carne magra o pescado magro 100 g, verduna cocida o cruda 100 g, condimentada con 20 g de aceite y limón, fruta de temporada 150 g. pan o grisines sin grasas 20 g.
Cena
pasta o arroz 20 g. 2 quesitos no grasos o cecina 70 g, verdura cocida o cruda 100 g, condimentada con 20 g de aceite, pan y grisines 20 g, fruta 150 g

1 comment for “LA DIETA PARA LA ARTERIOSCLEROSIS

  1. octubre 7, 2016 at 3:26 am

    Hola a tod@s!
    he conocido un producto de la compañía 4Life llamado Belle Vie que apoya fuertemente la salud integral de la mujer.
    Se enfoca en el equilibrio hormonal, en su sistema reproductor, en fortalecer su sistema inmunológico por medio de factores de transferencia y otros temas de igual importancia.

    L@s invito a investigar al respecto y les comparto el siguiente video:
    https://www.youtube.com/shared?ci=oZMcf_f2-9A

    Si les interesa adquirirlo pueden ingresar aquí:
    http://https://colombia.4life.com/danielrcastro

    Si desean mayor información o su ficha técnica pueden contartarme:

    Daniel Ricardo Castro
    Whatsapp 310 241 7444
    Contacto@danielcastroemprende.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.