LA AVENA

Si en un concurso televisivo nos preguntaran cuáles son los cereales más utilizados, con toda seguridad acudirían a nuestra memoria los más populares, dos: el trigo, el arroz, el centeno y la cebada.

  Lamentablemente otros permanecen en el anonimato o bien se los relaciona con la alimentación de caballos.

  Pocos autores han defendido, popularizado y alabado las cualidades de la avena, ya sea por sus propiedades dietéticas como por las terapéuticas. Sin embargo en nuestra clínica no encontrarán una dieta en la que no figure la avena. Recomiendo, sin dudarlo, su consumo regularmente.

  La acción terapéutica de la avena, tanto en personas enfermas como en personas sanas, en niños y en ancianos, no se encuentra en ningún otro cereal. Y sus resultados no son cosa de teoría. Centenares de enfermos víctimas de las diversas dolencias han sido curados gracias a las virtudes de la avena.

  Esta web contiene interesantísimas informaciones acerca de este noble cereal, capaz de resolver el curso de grandes enfermedades nerviosas, digestivas, reumáticas y, a su vez, de satisfacer al más exigente paladar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.