salud y medicina naturalsede virtual central Consultas
Google
Web gentenatural.com

publicidad

publicidad

La sordera

La sordera entendida como enfermedad

La sordera entendida como enfermedad profesional (es decir provocada por una determinada actividad laboral) es un fenómeno conocido ya en el siglo pasado entre ciertas categorías profesionales, al comienzo de la era industrial; hoy día, debido a la creciente mecanización, se ha convertido en uno de los problemas más frecuentes en la medicina laboral y en la prevención de las enfermedades socíales.
Para ser exactos, hay que considerar como sordera profesional también la que aparece, junto a otros trastornos bastante más graves, en el curso de ciertas enfermedades profesionales de naturaleza tóxica (por ejemplo la intoxicación por plomo, o saturnismo); no obstante, en estos casos la sordera no es otro cosa que uno de los múltiples síntomas de la enfermedad. La sordera profesional propiamente dicha se caracteriza en cambio por la pérdida progresiva de la capacidad auditiva, que puede llegar a ser casí total y que representa practicamente el único síntoma.
La causa príncipal, si no la única, de la sordera profesional es el ruido . Naturalmente, como en todos los procesos patológícos, una sola causa no basta para provocar la enfermedad: así, por un lado, han de considerarse las características del ruido agresor y por otro los factores individuales (es decir Ia constitución propia de cada individuo), que desempeñan un papel decisorio en la determínación de este grave trastorno.

La sordomudez es una condición muy particular en virtud de la cual el niño que nace o se vuelve sordo en los primeros años de su vida no aprende a hablar, aunque desde el punto de vista anatómico y funcional sus órganos de la fonación (laringe, lengua, boca, nariz) sean normales. La sordomudez es por ello una enfermedad del oído y debe diferenciarse de los mutismos o de las afasias (trastornos del lenguaje), acompañados a veces de sordera, situaciones en las cuales la incapacidad del lenguaje se debe a enfermedades cerebrales (cerebro) o periféricas (nervios) de los órganos de la fonacion.
El niño completamente sordo, o por lo menos con una sordera bilateral de al menos 65 decibelios (y por tanto incapaz de oír gritos), apenas se distingue en los primeros meses de vida de un niño normal, siendo excepcional la detección de la deficiencia auditiva en esta etapa. No obstante, en la actualidad los métodos utilizados en el examen audiométrico neonatal y realizados ya a todos los recién nacidos en múchos centros obstétricos y pediátricos permiten establecer un diagnóstico orientador de sordera desde los primeros 3-4 días de vida del niño.

Carácter Causa Síntomas
asociados
Qué hacer Diagnóstico
sensación de plenitud en el oído, con tonos amortiguados tumefacción de la mucosa timpánica con derrame de líquido, a veces profuso, en la cavidad del oído medio, que puede estar causada por la inflamación de origen bacteriano o vírico y que suele ser consiguiente a diversas infecciones de las vías respiratorias superiores (res friado, sinusitis, faringitis, amigdalitis) ligero dolor de oído; zumbidos; fiebre más o menos alta antiinflamatorios y antibióticos tanto por vía general (por boca o por inyección) como local o mediante aerosol Otitis media aguda
pérdida de capacidad auditiva más o menos intensa, generalmente de carácter progresivo, con periodos de agravamiento que a veces coinciden con episodios inflamatorios de las vías respiratorias superiores (nariz, faringe) inflamación y reacción cicatricial y fibrosa de la mucosa timpánica del oído medio, consecuencia de repetidos episodios de otitis aguda acúfenos (persistencia de ruidos molestos); a veces salida de líquido seroso o purulento por el oído inhalaciones con aguas termales azufradas; dejar de fumar y suspender el consumo de bebidas alcohólicas; eventual intervención quirúrgica; en casos extremos, prótesis acústica Otitis media crónica
pérdida de capacidad auditiva, en una primera fase de un solo oído y más tarde de ambos, que aumenta lentamente y suele ser más acentuada por la tarde deformación de los huesos que constituyen la cavidad del oído medio, con transmisión alterada de los sonidos ninguno intervención quirúrgica; prótesis acústica Otosclerosis
presente desde el nacimiento, es de tipo perceptivo, más acentuada para los tonos agudos desarrollo alterado de la cóclea o caracol, es decir de la cavidad cónica del oído interno encargada de transmitir los sonidos al cerebro son frecuentes las anomalías en otros órganos (ojos, corazón, huesos, etc.) prótesis acústica: (si es posible) Sorderás hereditarias o congénitas
a menudo afecta a un determinado tono (el del ruido responsable), para luego afectar también a los tonos más altos o más bajos exposición prolongada a ruidos (detonaciones de armas de fuego, determinados ambientes ruidosos de trabajo, discotecas, etc,), que afecta muy particularmente a las células sensibles de la cóclea a veces zumbidos prevención de ulteriores lesiones (evitar ruidos, uso de cascos acústicos protectores, etc,); si es acentuada, se recurre a prótesis acústica Sordera por ruidos
sordera de tipo perceptivo, generalmente transitoria, que sin embargo a veces puede perdurar incluso tras la supresión de la administación del fármaco lesión transitoria o permanente de la cóclea a menudo vértigos y zumbidos suspensión del fármaco responsable Sordera de origen tóxico (fármacos, como estreptomicina, quinina, algunos diuréticos, salicílicos, etc.)
inicialmente afecta sólo a los tonos altos, pero luego, de un modo progresivo, afecta también a los tonos medios y bajos degeneración a edad senil de la cóclea, de las vías y de los centros nerviosos acústicos otros signos de "vejez" (deficiencias psíquica, motoras, etc.) prótesis acústica Presbiacusia

Instituto Gentenaturalblog de medicina y nuevaera


Pagina Inicial / Enciclopedia Medica Natural / Enciclopedia Sexológica / Astrología / Cursos gratuitos / Consultas / Psicologia / Quienes Somos /
Sintomas / Patologias /
Aviso Legal /
GRUPO DE ESTUDIO DE TERAPIAS NATURALES - SALTO - URUGUAY

VISITENOS EN CUALQUIER PLANO, estamos a sus ordenes.