salud y medicina naturalsede virtual central send a message
Google
 
Web gentenatural.com

enciclopedia de medicina natural enciclopedia salud sexualventa de hierbas y productos naturales astrologia y horoscopos consultas medicas de salud, astrologia y tarot y parapsicologiacursos a distancia y gratis


Capítulo 5.- Elimine la Infelicidad de su Vida.

Como eliminar las preocupaciones para siempre.

Recuerda Usted como el ergógrafo mostraba, que cada vez que introducíamos en nuestra mente un pensamiento negativo o una frase desmotivadora, nuestra fatiga aumentaba y nuestra infelicidad crecía.

Nosotros sabemos ahora que esto es así, y que lo contrario también es cierto.

Llene su mente de afirmaciones positivas y de situaciones agradables, y entonces la fisiología de su cuerpo creara Felicidad en su vida.

Ahora bien, ¿realizamos esto en nuestra vida diaria?.

El otro día estaba acudiendo a una cena con unos amigos y pasó lo que suele pasar, que siempre hay uno que comienza a quejarse de todo, empezó por señalar un pequeño defecto que tenía uno de los vasos, y acabó quejándose del gobierno, de la situación económica y de la salud de su pobre madre. ¿Qué ocurrió? Que naturalmente con cada una de esas afirmaciones negativas, si nos hubieran puesto un ergógrafo a cada uno de nosotros, se habría demostrado como nuestro cuerpo se ponía a producir toxinas. Y como los músculos del cuerpo de cada uno de los presentes, sufrían diversas tensiones, y comenzaban a adoptar posturas relacionadas con la infelicidad.

Realmente aquellas afirmaciones negativas, no hacían bien en ninguno de los presentes. Cuando esto ocurre y una persona cae en cometer el delito de causar la infelicidad en otras personas y de fabricar su propia infelicidad. Produce que cada uno de los presentes, se vayan con la vaga, pero sería sensación de que todo va un poco mal.

Esto es así, porque naturalmente si nuestro cuerpo adopta la fisiología de las preocupaciones y la infelicidad, después cuando salimos de esa situación y pasamos a la siguiente, nuestro cuerpo aun conserva esa configuración y nuestra mente nos va a proporcionar la ligera, pero sería sensación de que algo va un poquito mal. Esa es la causa de que nuestra fatiga aumente y nuestra infelicidad crezca.

¿Cómo se puede eliminar toda esta serie de causas negativas? De una forma muy sencilla. Elimine usted de su vida las pequeñas y sutiles quejas diarias que pronuncia. Todos somos culpables de este delito tarde o temprano. Durante años he sido formador de triunfadores y he tratado temas sobre la actitud positiva. Todos aquellos que me conocen, me consideran como la persona más positiva y eficaz que jamás han conocido. Soy capaz de reaccionar ante las mayores catástrofes de una forma tan eficaz, que acabo convirtiéndolas en una gran ventaja para todos. Sin embargo, como humano que soy no soy perfecto, así que en cierta ocasión me impuse analizar mis imperfecciones, y dentro de ellas encontré una muy común; la costumbre de pronunciar todavía de vez en cuando, pequeñas y sutiles quejas diarias. Esto suelen ser meras tonterías, cosas sin importancia de las que nos quejamos de forma "inocente" sin darnos cuenta ¡Pero si que se da cuenta nuestra Fisiologia! Y luego bien que lo pagamos como una disminucion de nuestra Energia y una perdida Inutil de Felicidad.

Por ejemplo, un director puede mandar realizar una operación a un empleado, y según este se marcha simplemente pensar para sí mismo "Es un gran empleado, tiene un gran futuro, pero tiene que pulir este cierto aspecto de su carácter, porque sino no logrará mejorar". Ese simple "pero" ya produce en nuestra Fisiología un efecto negativo, ya hace que cuando nos enfrentamos a la siguiente tarea, lo hagamos con la pequeña pero seria sensación de que todo va un poquito mal. ¿Cuál es la solución? Simplemente eliminar esta pequeñas quejas diarias.

Haga usted una prueba, en las siguientes 24 horas prométase a sí mismo no quejarse de absolutamente nada. Por muchas ganas que tenga, no se queje, ni juzgue, ni condene.

Usted es Capaz de Hacerlo, es mas nisiquiera lo piense o llegue a torcer el ceño. Verá Usted que le va a resultar difícil. Para facilitarle la tarea, en cada una de las ocasiones en las que tenga ganas de quejarse, haga exactamente lo contrario. Halague algo, diga un elogio de esa persona o busque un aspecto positivo de esa situación. Hágalo así durante 24 horas, y si puede mantenerlo, aplíquelo durante siete días. Invierta esos siete días de su vida, en realizar un Experimento Científico y ver como cambia su vida en esa semana. ¿Que se encontrará al final de esa semana? Se encontrará con que su Felicidad, ha sido tal, como nunca jamás ha alcanzado. ¿Por qué?.

Hasta ahora hemos estado trabajando para eliminar las causas principales de infelicidad y sustituirlas por las causas principales de felicidad. Para ello hemos corregido nuestras posturas, mejorado nuestra fisiología, mejorado nuestra forma de hablar, y nuestra forma de reaccionar ante los hechos. Hemos conocido y aplicado la técnica Fénix para ser feliz, y nos hemos estado repitiendo una serie de afirmaciones positivas a cada hora. Además de otras bastantes cosas, hemos estado tratando de aceptar aquellas principales causas de felicidad, y aplicarlas a nuestra vida.

Ahora bien, por hacer una comparación, lo que hemos estado haciendo, es echar en nuestra bañera, cubos de felicidad. Imagínese usted que toma la bañera de su baño, cierra el tapón, y abre el grifo de tal forma que sólo caiga una gotita cada poco. Muchas personas tienden a despreciar esa gotita, pero si son atentos, verán que en sólo uno o dos días, esa gota es capaz de llenar nuestra bañera. Tal es el poder de la constancia. En unos pocos días, una pequeña gota, es capaz de llenar una enorme bañera.

Una antigua fábula japonesa, afirma que el espíritu del agua y de la roca, hicieron una apuesta. Apostaron a ver cual de los dos era más fuerte. La Roca afirmaba, que con su increíble dureza, era el ser más fuerte que existía. Y sin embargo, el agua afirmaba que ella era mucho más poderosa, gracias a su constancia. Así que la roca se colocó debajo de una cascada de la que caía una sola gota de agua, pero de una forma continuada, pasaron dos minutos, y dijo la roca -¿ves?, yo soy más poderosa. Sin embargo, el espíritu del agua dijo -Espera a que pasen los años. Cien años después, de la roca solamente quedaba gravilla, una fina arenilla, porque la paciencia de la gota cayendo continuamente "cloc, cloc, cloc, cloc" había conseguido erosionar toda la roca, y transformarla en la más fina arena.

En mi pueblo, cuando era pequeño, existía también una gran roca redonda, que estaba colocada en uno de los cruces del camino, una roca grande, que justamente su forma favorecía a que los niños jugásemos encima y nos sentásemos en ella jugando a indios y vaqueros. Hace unos pocos años, volví a mi pueblo y vi la gran roca, sorprendido vi que más de la mitad de ella, se había erosionado. ¿Cómo había sido posible esto? El rozar de la tela de los pantalones de los niños al subirse encima de ella, la había ido puliendo con el paso de los años. Y con el paso de los años, niño tras niño, la roca se había ido gastando poco a poco. De esta forma, causaba que lo que antes había sido una forma rugosa, ahora era una forma lisa y suave al tacto.

Esto mismo ocurre con las pequeñas cosas que pronuncíamos diariamente, son como gotitas de porquería, que empañan el agua cristalina y pura de nuestra Felicidad.

Puede ser que una gota impura, no pueda contaminar todo un estanque de agua clara, pero una gota tras otra, tras otra, tras otra, durante cada hora de cada día, acaba enturbiando hasta la más clara y pura agua.

 

Por desgracia la mayoría de las personas fabrican su propia infelicidad, a base de realizar, pequeñas y continuadas quejas una tras otra. De lo que no se dan cuenta, es que además de fabricar su propia infelicidad, causan el hastío y la infelicidad en las personas que la rodean, y por eso, las personas acaban alejándose de este tipo de personas. Lo cual les crea aún más infelicidad.

 

En mi vida profesional lo he visto millares de veces, personas magníficas, y muy capaces que se ven apartadas del grueso del éxito debido a que siempre están aportando el lado negativo de cada cosa. Naturalmente estas personas se excusan, diciendo que lo único que están intentando es presentar los problemas a los que se pueden encontrar el resto de la gente, para encontrar una solución por adelantado. A esto se le llama preocuparse, que si lo leemos como "pre" y "ocuparse", podremos leer que es ocuparse antes de que sea posible, antes de que ocurra, vamos, una toneria.

Estas pequeñas y continuas pre-ocupaciones que cargan este tipo de personas sobre los demás, causan un descenso de energía en el equipo. Si repitiésemos el experimento del ergógrafo, veríamos que cada una de estas afirmaciones, pueden quitar cinco o diez puntos de energía a cada una de esas personas, que las tensiones en la espalda de estas personas aumentan cada vez que se le presentan cada uno de estos temas, y por tanto, cada una de estas personas, se sienten mal, su infelicidad aumenta y su energía desciende.

Naturalmente cuando el grueso del equipo siente que la causa de su infelicidad es esa persona que está dando siempre la versión negativa de los hechos, ¿que cree que ocurrirá?, Usted y yo deseamos ser felices, todo el mundo desea ser feliz, así que cuando la gente encuentra que una persona es una fuente de infelicidad, tiende a apartarse de ella. -¡Oh, es un gran tipo si, pero no me gustaría tenerlo en el equipo!, esta frase la he visto repetirse millares de veces, durante mi vida profesional.

Si usted no quiere ser el caballo cojo del equipo de su vida, elimine de todas las conversaciones en las que usted participe, cualquier tipo de queja.

No le estoy pidiendo que sea siempre el alma de la fiesta y que sea siempre el que de la luz aún en la más completa oscuridad. Porque las personas que hacen eso son los líderes, y si usted no desea ser un líder, no tiene porque hacerlo. Simplemente elimine todas las pequeñas quejas y críticas de su vida y observará que pasan dos cosas: primero que su energía personal aumentará, pues al eliminar esas pequeñas gotas de impureza, el agua cristalina de su felicidad, será más pura. Y segundo, al eliminar absolutamente toda crítica de su forma de hablar, encontrará que las personas quieren estar más con usted, que le aprecian más.

Benjamin Franklin fue una persona tan importante en su época, que le nombraron embajador de Estados Unidos en Francia, ¿Porqué ocurrió esto? Porque junto con Abraham Lincolm, compartía una pequeña filosofía de vida, esta filosofía de vida se podía resumir en una sola frase:

"Nunca en la vida, pronunciaré una crítica de hombre alguno, más al contrario, siempre buscaré algo en que elogiarle".

El gran filósofo Emerson, pronunció una frase cargada de sabiduría que mantiene un significado parecido: "Todo hombre es superior a mí en algún sentido, y en ese sentido intentaré aprender de él".

Sin ir más lejos, usted puede encontrar en La Biblia, lo que ha sido llamado como la regla de oro, también Confuccio y otra gran cantidad de sabios, pronunciaron esta misma regla de oro, en épocas muy dispares de la Historia Humana, lo cual prueba su verdadera y total efectividad.

"Haga a los demás, lo que le gustaría que los demás le hicieran a usted".

Véalo de esta forma Trate a los demás de la forma que le gustaría que le tratasen a usted y encontrará una fuente no sólo de felicidad, sino de éxito en la vida. Piense durante un momento, cuando usted se reúne con alguien, ¿le gusta a usted que la otra persona esté todo el rato quejándose, señalando errores y echando serpientes por la boca?

No ¿verdad?. Sin embargo, todos apreciamos a aquellos que son capaces de traer un poquito de luz a nuestras vidas. Y piense que si usted se reúne con una persona con la que mantiene una conversación banal, de esas que mantenemos tan a menudo, si la otra persona no pronuncia ninguna crítica, usted, subconscientemente toma una mejor opinión de la otra persona.

¡Aplíquelo usted en su vida! Prométase no criticar jamás, aunque sea por puro egoísmo, no critique por usted. Recuerde que cada vez que critica, o cada vez que relaciona un hecho negativo por medio de una frase, lo que está realmente haciendo es fabricar su infelicidad, está modificando su fisiología por medio de los pensamientos y de sus palabras, de tal forma que se están produciendo toxinas, tensiones, y al fin y al cabo infelicidad! ¿Usted quiere ser Feliz? Pues conviértase en una fábrica de Felicidad. Por medio de realizar repeticiones de afirmaciones positivas, eliminar la crítica de su vida, y pronunciar de los demás elogios sinceros, que salgan de su corazón.

Recuerde que Jesús dijo que "no es lo que entra por la boca del hombre lo que nos hace impuros, sino lo que sale por la boca del hombre lo que nos hace impuros".

Realmente, esto es cierto y aplicable al cien por cien y está demostrado por la medicina moderna. Porque si usted saca de su corazón hacia su boca críticas y pensamientos negativos, en el mismo momento en que estos son pensados y pronunciados, se reflejan en su cuerpo, como toxinas, tensiones y en última instancia, como infelicidad.

¿Quiere ser feliz?. Yo le ofrezco ahora una forma egoísta, por medio de la cual Usted puede alcanzar la Felicidad?. Le animo a que sea egoísta al no decir jamás una sola crítica, porque si en vez de decir las críticas, sólo pronuncia y piensa elogios y hagla sólo del lado bueno de las cosas, primero será mucho más feliz, y segundo será usted mucho más capaz de sacar provecho de las circunstancias que le rodean.

Recuerde que algunas veces la crítica no supone decir mentira alguna, sino que simplemente supone el hacer algo tan sencillo, como señalar la realidad. Esa muchacha, tiene un pelo asqueroso, puede ser una verdad. Pero lo que no estamos aquí juzgando en este momento, es si la crítica es verdad o es mentira. Porque lo que estamos juzgando es el efecto que esa crítica tiene sobre su vida y sobre la infelicidad que fabrica.

Si en vez de pronunciar usted esa chica tiene un pelo asqueroso!, dice simplemente ¡Esa chica tiene unos ojos hermosos!, el efecto que se produce sobre su cuerpo, es totalmente distinto.

En Estados Unidos, existe El Club del Elogio, es un club, que no tiene residencia y al que todo el mundo puede pertenecer con sólo cumplir una pequeña condición, y es que sus miembros han de encontrar al día tres cosas que elogiar, solamente tres cosas.

El simple hecho de encontrar tres cosas que elogiar diariamente y haber eliminado la crítica de su vida, le puede aumentar su energía y su felicidad, en más de treinta y cuarenta puntos.

Si esto es así ¿no cree usted que sería muy inteligente en traer la Felicidad a su vida, por medio de pronunciar un elogio sobre todas aquellas personas y circunstancias en las que se encuentre?.

Elimine las críticas de su vida. De esta forma eliminará, esa vaga pero seria sensación, de que todo va un poco mal.

Sustituya las críticas por elogios, y de esa forma creará en su vida la vaga pero seria sensación de que todo va un poco bien. Y eso solidificará su Felicidad de la misma forma que el calor solidifica el cemento.

Traiga la Felicidad en su vida, por medio de controlar aquello que dice.

Capítulo 6.- ¿Necesita más energía? .

Instituto Gentenatural


 


Pagina Inicial / Enciclopedia Medica Natural / Enciclopedia Sexológica / Astrología / Cursos gratuitos / Consultas / Psicologia
GRUPO DE ESTUDIO DE TERAPIAS NATURALES - SALTO - URUGUAY

VISITENOS EN CUALQUIER PLANO, estamos a sus ordenes.